Entrevista: Ricardo Dominguez

Stefania Tejada

Fotografía Noel Quintela / Styling Natalia Ferviú / Look Carven

 

¿Ha sido un reto para ti ser fotografiado como mujer?

No, es difícil hacerle entender a las personas que por mas que mis facciones sean así y me dedique a esto en la industria de la moda, realmente no lo soy ni en ningún momento he querido serlo.

 

Cuéntanos sobre la primera vez que modelaste como modelo andrógino.

Creo que la primera vez fue con un fotógrafo en Medellín. Quería hacer fotografías osadas con vestidos y tacones y la verdad es que me encanto la idea, lo sentí como un reto personal. Pero donde empecé a asumir la faceta de andrógino fue con las campañas que hice para Patricia Mejía.

 

¿Cuál es tu opinión sobre los estigmas y estereotipos sociales?

Los estereotipos sociales son más estereotipos mentales y karmas que cada persona carga consigo mismo. También entiendo que existen personas que por este simple motivo deban juzgarme fuertemente y creo que es algo que debemos ir rompiendo poco a poco.

 

¿Cómo ha sido tu proceso evolutivo como modelo?

Yo siempre digo lo mismo: “Todo fue una bola de nieve“. En un comienzo nadie quería trabajar conmigo, no tenía contactos y empecé a trabajar poco a poco y darme a conocer; no como modelo andrógino, simplemente como un excelente modelo.

 

¿Cómo fue tu experiencia modelando para JUAN?

Muy chévere, porque tuve la oportunidad de estar en un desfile y de conocerlo muy a fondo. Me hicieron parte de su equipo. Me gusta la gente que tiene claro lo que quiere y hacia donde va.

   

 

 

 

¿Cómo defines el concepto de modelo andrógino?

Es una línea muy delgada en lo que no se puede entender si es hombre o mujer, sin llegar a sobre utilizar los elementos del vestuario.

 

¿Cómo fue tu búsqueda para lograr el equilibrio perfecto entre lo femenino y lo masculino?

Nunca he buscado un equilibrio; no creo que lo tenga y siento que todavía sigo en la búsqueda. Más que de mi equilibrio femenino y masculino; de mi equilibrio como ser humano.

 

¿Cómo ha sido la experiencia de ser considerado como el modelo andrógino latinoamericano?

Es algo bastante lindo. Yo no veía la magnitud de las cosas que estaba logrando sino hasta el momento en que comenzaron a publicarlas en medios impresos. Me dí cuenta que había mucha gente interesada en mi desarrollo. Para mi es un halago y es algo que quiero preservar. Trascender el andrógeno y volverme simplemente un excelente modelo latinoamericano. Me gusta pensar que los latinos tenemos mucho que demostrar en todo el mundo.

 

¿Cómo ha sido tu experiencia firmando con una de las principales agencias de modelos en Europa y mudándote a París?

¡Es muy difícil! No me gusta engañar y decir que ha sido fácil. Son cosas que como todas las demás, hay que ganárselas. Pero la verdad me siento muy afortunado simplemente por el hecho de que me dieron esta oportunidad. Sé que volveré con las manos llenas de aprendizaje y eso me llena el corazón.

 

¿Con que casas de moda te gustaría trabajar?

Givenchy, Jeremy Scott, Mariano Vivanco.

 

¿Qué opinas de la obra de Platón “El Banquete”?

¡Me encanta esa obra! Todo lo que representa y de lo que habla. Lo que más resaltó aparte de que hablan de los seres andróginos, es que dice que la belleza del alma se debe considerar más importante que la belleza del cuerpo. Lo considero muy cierto.

 

¿Cuál ha sido el momento más importante de tu carrera?

Cada que logró algo nuevo resulta ser más importante para mi. Recuerdo estar viendo el desfile de Hood by Air en NYFW y estar anhelando mucho estar ahi. Cuando en mi agencia me dijeron que tenía un casting con ellos, me emocione demasiado y cuando me confirmaron no podía de la emoción. Fue un momento increíble en mi vida.