Justin Poulsen

Antonio Oliverez

www.antonimoliverez.tumblr.com

 

"Sin jugar con la fantasía nunca ha nacido ningún trabajo creativo. La deuda que tenemos a la obra de la imaginación es incalculable." Carl Jung

 

En los últimos años, hemos visto el nacimiento de nuevos artistas que rompen los esquemas de realidad, pues en su trabajo logran compartir el punto de vista de una generación a través de sus representaciones artísticas.

En esta caso, hablaremos de Justin Poulsen, Un fotógrafo de origen Canadiense que ha sido reconocido mundialmente por publicaciones de blogs, revistas y premios como en Professional Photographer Magazine, the International Photography Awards, PX3 Prix de la Photographie Paris, CAPIC Rodeo, Ad Rodeo, and the National Magazine Awards.

Poulsen en su trabajo de manipulación digital ha sido capaz de mostrar desde sátiras sociales de política, economía y de la era virtual  hasta campañas publicitarias a diferentes marcas como Habor Juicery, Calgary Farmers Market, CAA AMA, entre otros.

En su trabajo como fotógrafo, muestra un lenguaje bastante desarrollado, siguiendo la naturaleza de las metáforas transformadas en composiciones visuales, donde balas se vuelven audífonos, un código QR es el epitafio de una lapida encuadrada en un escenario limpio de verde pasto brillante o muchos centavos de dólar forman la palabra frase "Goodbye" . 

Algo que caracteriza la compleja personalidad de Justin es sin duda su capacidad crítica y su naturaleza de cuestionar paradigmas sociales o formales y romperlos, teniendo así, la libertad de utilizar cualquier elemento y transformarlo en un mensaje que no está limitado a la interpretación por un lenguaje, si no, por la semiótica que desarrolla al armar estos escenarios.

Uno de los proyectos de este fotógrafo que más impacto tuvo en Internet, fue el rediseño de la carcasa de un USB con una forma poco usual en el diseño de producto, un pulgar. Utilizando su dedo como molde, creó una colección de 50 piezas similares a las que acompañó con sus habilidades de fotógrafo, creando así, animaciones digitales y una imagen impresionante con bastante personalidad  de lo que parece ser un real dedo amputado. 

Siguiendo este proyecto, también exploro la experiencia que hay entre el usuario-objeto, promocionando su trabajo a diferentes clientes, enviándoles un envoltorio en forma de gasa cubriendo estas memorias portátiles.

Justin no restringe sus obras. Sus imágenes se centran en el poder de su contenido, donde la imaginación deja una marca en los sentidos, compartiendo su voz sin necesidad de decir alguna palabra.